sábado, 30 de junio de 2012

Ya suenan los cohetes

La Patrona de la Parroquia donde nació Marta (Picoña) posee una iglesia de típica piedra vieja, rodeada por los nichos donde reposan los restos de los habitantes del lugar que en su dia abandonaron esta vida para pasar a formar parte de la que existe en este cielo nublado de Pontevedra. La citada Parroquia esta presidida por una Imagen de la Patrona, la Virgen de la O, caracterizada por su manto blanco y sus dos manos perfectamente unidas en sus palmas a la altura del pecho. Precisamente buscando su protección para Laia llegamos ayer desde Madrid y esta vez también se animaron mis padres a venir con nosotros para conocer las fiestas. Anoche subieron hasta el cielo los primeros cohetes que anunciaban el comienzo de dias de alegría, de estar con los amigos, de que suenen orquestas tocando música alegre, cumbias, pasodobles o música tradicional que haga olvidar, al menos momentáneamente los tiempos difíciles que atravesamos. Ya anoche nos sorprendieron las primeras gotas y en la madrugada las nubes que llegaban sobre las 23 horas descargaron una buena cantidad de agua, pero no hay mal que por bien no venga y lo que se ha conseguido es estabilizar una temperatura inmejorable de unos 20 o 21 grados. La verdad, después de estar dando vueltas en la cama sin poder dormir a 38°, el dormir tapadito con una sabana y hasta con una manta fina, se agradece. Hoy me es imposible poner fotografia ya que escribo el post desde mi teléfono móvil, pero sin duda la foto que pondría seria la de un grupo de habitantes de la Picoña, barriendo, colgando banderitas y poniendo bonita su parroquia para pasar unos dias agradables en compañía de sus familiares y amigos. Intentaremos pasarlo lo mejor posible y presentaremos a la Virgen de la O a nuestra pequeña para que siempre la ilumine y la proteja, y a su vez nos presentaremos nosotros para que nos ayude en esta ardua tarea de ser padres, que parece no ser difícil y dia a dia se comprueba todo lo opuesto. Al menos Virgencita guianos para hacer el buen trabajo que nuestros padres hicieron con nosotros. Buenos dias a tod@s.

jueves, 28 de junio de 2012

Rumbo a Galicia a dos ruedas



   Querida Laia:

    De la misma manera que me haría muchísima ilusión que me acompañases a una buena corrida de toros cuando seas mayor, me haría sentir el mayor de los orgullos si el dia de mañana pudiese ver con mis ojos a tu ligero cuerpecito manipulando con soltura una moto de más de doscientos kilos como si de una cometa de tratara.

   Tu madre, una extraordinaria motorista, como muchos sabrán tuvo hace más de dos años un accidente durante el servicio con una motocicleta oficial. A mi llegada a urgencias del hospital Quirón aún estaba tumbada en la camilla, vestida de uniforme y con los ojos llenos de lágrimas, con una mezcla de emoción, miedo e impotencia a partes iguales.

   Recuerdo que mientras que tres enfermeras hacian añicos con las tijeras la uniformidad para poder hacerle radiografías, otra muy bajita se limitaba a mirar a mamá expresándole en voz alta su admiración por tener los bemoles de trabajar en lo que trabaja y llevando una motocicleta de 300 kilos, no se si era únicamente para calmarla pero aparentemente la admiración parecía real ciento por ciento.

    ¡Qué cosas!, quién nos iba a decir a nosotros que pasados tres años volveríamos a estar en esas urgencias del mismo hospital para esperar tu alumbramiento...

   Hubo un día, que volviendo de trabajar mamá traía la moto y yo conducía uno de nuestros coches porque habíamos trabajado en horarios similares pero no iguales, por lo que nos tuvimos que desplazar a Madrid en medios de automoción distintos. Pues bien, al aproximarnos a una rotonda, mamá circulaba justo delante mia y por debajo del casco le asomaba una tímida coleta rubia, lo que ayudaba a confirmar junto con su silueta que la piloto era del sexo femenino.

   Ella cedió el paso al acceder a la rotonda, pero aprovechando la soltura de la moto y sus sobradas dotes, con un golpe de puño se alejó rápidamente unos metros de mi, justo cuando yo comenzaba a realizar el ceda el paso a los vehículos que circulaban ya por el interior de la rotonda. Hacía calor, por lo que yo conducía con las ventanillas delanteras abiertas y justo en ese momento otro coche se pudo a mi altura en el carril izquierdo, también con la ventanilla del copiloto bajada. Me hizo una gracia tremenda cuando las dos señoras que ocupaban ese vehículo todo terreno oscuro discutían para averiguar quien llevaba la razón, ya que una de ellas afirmaba convencida que "esa tremenda moto la conducía una chica" y que "tenía mucho valor", en cambio la segunda le debatía esa afirmación y apostaba porque era un varón, le hice ganar la apuesta a la primera cuando les confirmé que era una mujer y aún más orgulloso añadí dos palabras: "MI mujer"; ellas soltaron una sonora carcajada y me dijeron que la felicitase, antes de continuar cada uno nuestro rumbo.

   Pues si Laia, mañana volveremos a tierras de Meigas e Conxuros, a volver a ver a los abuelitos, los tios y los primos, y aprovechando que los abuelos Jose y Ana viajan con nosotros, tu papá va a hacer la misma excursión pero en moto. La verdad es que nuestra moto más que una motocicleta parece un turismo, que si calefacción en los asientos, que si radio, que si control de velocidad... la verdad es que así los kilómetros caen prácticamente sin darse cuenta y para mejor suerte las temperaturas bajan a partir de mañana hasta los 21 grados en O Porriño según la Agencia de Meteorología . De todos modos, si me siento cansado mamá tendrá que hacerme el relevo, pero había que aprovechar la compañía de los abuelos para llevar la moto a que la vea el tio Moisés, que es un enamorado de estos "bichos" y ya nos lo había pedido varias veces.

   Al menos pequeña vas a tener dos medio profesores en casa y lo que si que no nos puede quitar nadie de nuestras espaldas son la experiencia y los miles de kilómetros que llevamos ya realizados, vigilando y auxiliando en carretera a todo aquel que nos ha necesitado.

   Esperemos tener un viaje extraordinario. Os quiero mucho mis princesas.

   Buenas noches a tod@s.

miércoles, 27 de junio de 2012

A por todas



   No podia ser de otra manera, el blog debía ser hoy testigo de la victoria ante Portugal.

   ¿Quién le iba a decir al octogenario Manolo Escobar hace ya algunos años que la afición española iba a estar saltando de alegria con los acordes de su pasodoble en Ucrania?, la verdad es que el partido no ha sido nada del otro mundo. No soy crítico ni periodista, pero con los conocimientos que tengo y según mi afición a este deporte me arriesgo a afirmar que España cuando ha sido sumamente superior a Portugal ha sido únicamente en la prórroga y destaco el trabajo de tres jugadores, Sergio Ramos, Pedro e Iniesta.

   Sergio Ramos ha estado decidido, valiente y seguro, y por si faltaba algo se ha quitado la espinita metiendo un pedazo de penalti, sin temblar como juegan los del Real Madrid (ahí dejo la puya que la recoja quien quiera).

   Iniesta formidable, excelente jugador, no puedo decir nada más y en cuanto a Pedro, desde que ha entrado en el terreno de juego se han triplicado las ocasiones de peligro, es rápido y efectivo.

   En cuanto a los penaltis, Cesc Fábregas con dos huevos que le hacian parecer un buzo ha sentenciado y enterrado la tontería del gominas (soy madridista a muerte pero no puedo con Ronaldo, no soy capaz de tragarlo por mucho que lo intente).

   Del Santo que aparece bajo los palos en la foto del post de hoy ¿qué puedo decir?, decisivo todos los encuentros, seguro, sin ponerse en absoluto nervioso, y para colmo, hijo de Guardia Civil, ¡ole!.

   Por hoy cambio y corto, el dia ha sido largo y por fin me he desliado un poco terminando el curso de photoshop que era el último que me quedaba. A partir de mañana semi vacaciones de verano, las de verdad llegarán en septiembre.

   Sólo me queda rezar a todos los Santos para que los resultados que me dan mañana de la rodilla sean tan maravillosos como la victoria de nuestra roja.

   Buenas noches a tod@s.

martes, 26 de junio de 2012

¡Que tiemblen los campeones de Madrid!



   Han pasado prácticamente ya dos años desde que entre Marta y mi madre me regalaron el equipo completo para jugar al Padel  y no es que no haya querido estrenarlo, sino que han sido muchos los que se han ofrecido a llamarme para quedar un día, pero pasan y pasan los días y no se acuerda de mi absolutamente nadie, por una parte lo entiendo, las parejas están formadas y el llevar a alguien inexperto quizás les aburra un poco, pero nadie nace enseñado a nada ¿no?.

   Fue mi buen amigo Santi el que la semana pasada al venir a conocer a Laia eligió la fecha de hoy para anotarnos en la agenda "estreno de Jose en el pádel". Hemos ido donde casi siempre suele ir él, un complejo con cuarenta pistas de pádel, otras tantas de tenis, campo de golf y una terraza enorme para inflarse a cervezas y recuperar todo el líquido que has perdido entre las cuatro paredes, aunque no ha sido éste nuestro caso, al finalizar cada mochuelo a su olivo, como suele decirse.

   Además de mi amigo Santi me han acompañado en mi debut Edu y Jose dos chicos de lo mejor que se puede uno encontrar en esta vida. Edu compañero, Policía Municipal en Madrid y Jose responsable de una tienda en el centro comercial Plaza Norte 2, la verdad es que a Jose todo el mundo le conoce con el apodo o sobrenombre de "el zumos", la explicación es escueta, el bueno de él tan sólo bebe acuarius, agua o zumos de cualquier cosa, jamás bebe alcohol es su filosofía, totalmente respetable por supuesto.

   Ni más ni menos que dos horas me han metido entre pecho y espalda el dia de mi estreno con mi pala naranja. Es verdad que no ha sido un torneo de vida o muerte, pero los jodios me han hecho correr más que una liebre delante de cinco galgos. A mi ya me habían dicho que el pádel era entretenido, muy divertido y que se sudaba mucho, pero claro, es que jugando a 34 grados de temperatura y haciéndome correr de un lado para otro volvíendome loco con las paredes y las reglas del juego, la verdad es que había momentos en los que Santi (que ha sido mi pareja) corria todo el campo y devolvía las bolas que nos correspondían a los dos. Eso si, presumo de que el último set lo hemos ganado nosotros, no sin esfuerzo; tengo las piernas que veremos a ver mañana si podré subirme en la moto.

   Eso si, también tengo que decir a mi buena amiga Paloma, que tiene toda la razón del mundo cuando afirma que Santi es un auténtico burro pegándole a la bola. Ha habido veces que tenía mis ojos puestos en él, en lugar de en los contrincantes por si tenía que evitar alguno de los misiles que mandaba a campo contrario. Pero me ha explicado todo genial y la verdad es que he salido de alli más que contento, con ganas de repetir.

   También he podido ver un desfile de trajes y corbatas masculinas, ya que el complejo deportivo dista de una de las entradas principales a La Moraleja unos 200 metros, con lo cual lo más selecto de la farándula va allí a "hacer deporte". Por cierto, además de un montón de ricachones barrigudos y poderosísimas repipis arrugadas (eso si con unos morros de botox como Carmen de Mairena), he visto esta tarde a un señor jugando al pádel con unas calzonas que yo creo que era un pijama de verano y los calcetines más largos del mundo, el elástico casi le llegaban a las orejas...

   En definitiva, me he divertido un montón y le agradezco mucho pero que mucho a mi buen amigo Santi, a Jose y a Edu la paciencia que han tenido esta tarde noche conmigo. Espero que me volváis a llamar en otra ocasión no muy lejana. Un abrazo enorme.

   Me voy a dormir que el gallo me canta enseguida!! Buenas noches a tod@s y por cierto no os tapéis con la funda nórdica que no os va a hacer falta, que calor Dios mio... 

lunes, 25 de junio de 2012

Más valor que un torero



   Algunos llevan por bandera aquel dicho de: "los experimentos con gaseosa", pero David, de quien voy a hablar hoy, siempre ha rechazo la gaseosa por lo que no la piensa usar nunca ni para los experimentos ni siquiera para los calimochos de las fiestas de Sanse, él prefiere llevar a cabo la premisa de "quien no arriesga no gana" y te alabo el gusto amigo, vaya que si te lo alabo.

   ¿Qué miedo va a tener un tiarrón con metro y medio de espaldas, que ha pertenecido al Ejército Español (ni más ni menos que dibujando estelas en el cielo como paracaidista), que es uno de los mejores carpinteros (prefiero llamarlo artesanos de la madera) como demostró junto a su hermano con la empresa que ambos fundaron con muchísimo esfuerzo, que trabaja casi de sol a sol incluyendo muchos domingos en unos conocidos almacenes diseñando armarios, que apoya a su Atlético de Madrid más aún que Torrente, y ahora va lo fuerte, que con las cosas como estan actualmente en España tiene el valor de montar un negocio y pelar con uñas y dientes para conseguir lo que hace un par de años parecía sólo una afición?.

   Me gustaría saber de todo en la vida como por ejemplo sé de toros, pero claro es imposible, con lo que al llegar al tema de los tatuajes, tan sólo puedo decir si un tatoo es bonito o feo, pero desconozco si está bien perfilado o si por el contrario lo ha grabado un manta con treinta dioptrias de miopía en cada ojo; el caso, es que tras realizar su primera formación en Valencia David me propuso tatuarme alguna cosilla no muy grande para no arrepentirme a los cuatro dias. Mi padre se tiró sin hablarme casi una semana (porque el pobre detesta los tatuajes), pero David me convenció y a la vez que le hacía un favor a él para practicar yo resolvería mi duda de si me arrepentiría o no.

   Miré unos libros que me dejó y encontré un dibujo de una lagartija que me llamó la atención, a las dos horas tenía mi reptil grabado a la altura del gemelo derecho. ¿Pára qué voy a mentir?, me dolió bastante, pero no porque David lo hiciese mal, sino porque el jodido ruido de la maquinita me tenía todo el cuerpo pendiente del impacto de la aguja contra mi piel, con lo cual yo era el que estaba incitando al nerviosismo y a la tensión.

   No me arrepiento en absoluto y de hecho David ya anda con una idea de un toro en la cabeza para ver si me atrevo al segundo asalto.

   Junto a un amigo suyo, como decía con anterioridad, Davíd ha apostado todo a una sola carta y ha alquilado un local en San Sebastián de los Reyes para tatuar y hacer peercing, peleando contra el miedo que pudiese suscitarle la palabra "crisis". Esta misma tarde he estado viéndolo y es una auténtica pasada, ordenado, espacioso, con cámaras de seguridad contratadas para evitar problemas, en una palabra, un proyecto al que le adivino futuro y mucho trabajo para que se entretenga en sus ratos libres. Si bien es cierto que su pequeña Sofía y su mujer Oli ocupan el total de su vida, me consta.

   Sofía es una niña preciosa que al igual que sus padres tiene la sonrisa en la boca las 24 horas del dia, la única pega, que la pobre criatura tiene impuesto el escudo del Atleti desde antes de nacer, ya que a Marta no se le ocurrió que le regalasemos mejor cosa que un chupete y más enseres con el emblema del oso y las rallas rojiblancas a unos dias de su nacimiento...

   A Oli le gusta hacerme de rabiar y gastarme bromas, de hecho los dias de los santos Inocentes tengo que estar bien alerta, porque si no me adelanto yo, seguro que recibo en mi móvil alguna llamada con trampa a la vista. Oli supo reponerse de la prematura muerte de su madre y apoyándose en su hermana y su fabuloso padre supo remontar el vuelo, formar su hogar junto a David y concebir a esa preciosidad a la que le dedica todo el cariño que produce su corazón.

   David y yo nos conocimos casi de rebote, fue su madre la que hizo de "celestina", pero no caben dudas cuando él, Oli, Manoli (su madre) y Jesús (su padre) nos abrieron de par en par las puertas de sus casas desde las primeras palabras que cruzamos. Es por ello el cariño que paralelamente tenemos por los abuelos de El Molar.

   En fin, para terminar, sólo me queda hacerte publicidad David, conseguir clientes, y cómo no, desearte la mayor de las suertes con tu proyecto; sabes que os tenemos mucho cariño y hoy he sentido la necesidad de hacerlo público en mi pequeño espacio. Ánimo, suerte, valor y al toro AMIGO.

   Buenas noches a tod@s.

sábado, 23 de junio de 2012

Pagarán justos por pecadores, lo siento...



   He de reconocer que cuando mi primo Manuel me ha enviado esta fotografía la primera sensación ha sido de alegría. Me hace una ilusión tremenda que después de haber disparado miles de fotografías intentando conseguir alguna medio aceptable, haya logrado mi objetivo y encima haya sido seleccionada para un cartel publicitario como este.

   Pero a la vez, me ha tocado bastante la moral que al ir a buscar mi firma, la que añado a todas las fotografías que hago, lo que observo es que algún gañán lo que ha hecho es pegar el tijeretazo a la altura de la campana de la penúltima trompeta que aparece para así quitarme de en medio. La fotografía original es la que paso a adjuntar a continuación:




   Hace algunos meses se celebró un certamen de bandas de cornetas y tambores en Ajalvir, una pequeña localidad de Madrid. Entre las diferentes bandas participantes actuaba la Banda de Cornetas y Tambores La Verónica, de La Roda (Albacete), en la que tocan mis primos Manuel y Marta. Decidí llevarme mi cámara y hacer algunas fotografías para entre otras cosas, poner en práctica los conocimientos que estaba adquiriendo en el curso recién empezado de fotografía y retoque. La buena suerte, mis pocos pero interesantes conocimientos y mi modesta valía hicieron que obtuviera esta foto que me encantó y otras 220 más, unas mejores y otras peores, claro está.

   Hablé con el Presidente de la mencionada banda y me comprometí a enviarle las fotografías obtenidas, con la única condición de que no fuesen expuestas o utilizadas sin mi consentimiento, sabía de antemano que no me ofrecerían remuneración por ellas, ni siquiera se me pasó por la cabeza aceptar ni un sólo céntimo, pero si que es cierto que ya que ese señor aprovechó la ocasión para pedirme varias fotos de grupo y no puse objeción de ningún tipo, esperaba al menos una llamada telefónica para agradecer el detalle y que me confirmase que habían llegado a su poder y al de todos los componentes de la agrupación.

   No recibí llamada alguna, lo único que recibo es la noticia de que se han usado la foto principal para el cartel anunciador del certamen en La Roda y la foto de grupo que yo también realicé ¡a la cual también le han borrado la firma!. Vamos, que de lo acordado nada de nada... Poca gente se viste por los pies en la actualidad. No es la primera vez que me sucede, la Banda de Música de cierto pueblo madrileño (puede que sea hasta el mio...) me hizo una jugada similar, el Presidente juró y perjuró no regrabar las 310 fotos que les hice en la celebración de su 40 aniversario y a los pocos dias tenían copia de las fotos hasta los de los puestos del mercadillo del pueblo... hombres con palabra ¡si señor!.

   A partir de ahora, lo siento en el alma, salvo a mi familia y amigos que yo decida, las fotografías las entregaré con marca de agua, como hace la gente inteligente, quizás alguien no sepa que es eso:



   Pues así, con la palabra Alcolea encima y el que quiera peces, que se moje el culo.

   Gracias a Dios tengo mi profesión, pero la fotografía es una afición que no sólo es el hacer fotos, es después dejarte los ojos retocando horas y horas para dejarlas medio en condiciones. Los profesionales pagan a doscientos euros y pico la hora de retoque ¡ahí es nada!. Y lo decía anteriormente, no quiero dinero, pero hay que ser serios y considero que una llamada agradeciendo el trabajo realizado o mantener la palabra y no hacer las fotos públicas no es tan complicado.

   Me haré un gran fotógrafo porque me lo he propuesto; si Dios quiere me quedan muchos años para seguir aprendiendo y practicando y por supuesto que regalaré muchas fotos, pero a partir de hoy a quien lo merezca únicamente.

   Una de cal y una de arena, ¡¡¡Viva España!!! ¡¡¡a semifinales!!!!. 

   Hasta el lunes, buen fin de semana a tod@s. 

viernes, 22 de junio de 2012

Cuando la vida cambia de manera radical




   Pido disculpas por ausentarme del Blog ayer, las pruebas médicas de mi rodilla derecha hicieron que no tuviese tiempo por la tarde para absolutamente nada.

   Tras hacerme una resonancia magnética, tan sólo habían pasado cinco minutos y estaba de nuevo tirado en una camilla para, en esta ocasión hacerme una ecografía. La doctora, joven y una cabeza más alta que yo, me interrogó si me había hecho alguna prueba más y al decirle que me acababa de hacer una resonancia tuvo a bien hacerme el favor de explorar las imágenes antes de hacer la eco. Me dejó bien claro que no suele anticipar nada, pero que para mi tranquilidad, en la resonancia parecía estar el cartílago rotuliano "envidiablemente sano". Salí de allí bastante más tranquilo y no se si será por eso, pero el caso es que hoy a penas me ha dolido la rodilla, esperemos que cuando me den los resultados mi traumatólogo también me de buenas noticias.

   Hace unos minutos mantuve una conversación con uno de mis cuñados. Me exponía el caso de una vecina suya que ha pasado por un trance realmente amargo y aun sigue con ello.

   El esposo de esta mujer con tan sólo 42 años, tuvo un accidente de circulación en Pontevedra hace unos meses, el cual consistió en la colisión contra la mediana de la autovía, pero la mala suerte quiso que el coche quedase tan pegado a la mediana que le era imposible abrir la puerta para salir del vehículo. Tras conseguir abandonarlo buscó ayuda en otro conductor que paró a auxiliar, para señalizar el vehículo al resto de los usuarios de la vía. No era su día de suerte ni muchísimo menos, otro vehículo vino detrás y sin tiempo para reaccionar lo atropelló, causándole la muerte prácticamente en el acto.

   Nuestro trabajo es duro y en la casi totalidad de los accidentes, la Guardia Civil de tráfico es la última en llegar al lugar del accidente por ser igualmente los últimos a los que se nos alerta, siempre dan prioridad a bomberos o sanitarios. Si en este caso se hubiese llegado tan sólo diez minutos antes quizá esta señora no sería hoy en día viuda, pero yo estoy convencido que las cosas suceden porque están de antemano señaladas.

   El caso es que como es lógico, los compañeros de atestados realizaron el informe para el Juzgado conforme a lo que ellos observaron cuando llegaron al punto del fatal accidente.


   Es muy decepcionante pensar que en accidentes severos, complicados, en los que hay numerosos daños materiales, no existen víctimas ni siquiera leves (es el caso de las tres fotografias que adjunto hoy), y en otros que son absolutamente bobos o evitables por completo, resultan fallecidos.

   Lo normal es que los Jueces actúen como en el caso que me contaba hoy mi cuñado, resuelven que la verdad y la correcta versión de los hechos es la que plasman los expertos guardias civiles de atestados en su informe pericial. Pero a veces, los informes tienen un trasfondo que nosotros, los Agentes desconocemos. Los compañeros de atestados reflejaron que la víctima no llevaba chaleco reflectante ni había triángulo señalizador del peligro, llevaban razón, pero desconocían a su vez, que por quedar el vehículo contra la mediana el conductor no pudo darse más prisa para evitar el segundo encontronazo.

   Es igual, aquel día supuso un cambio para tres personas muy radical. El fallecido; siempre son los que pierden la batalla, casi siempre coinciden con el papel del que no posee culpa de nada (accidentes de personas que fallecen cuando se estrella un borracho contra ellos que circulan debidamente, por ejemplo), en segundo lugar cambió la vida del otro conductor, el cual llevará en su cabeza toda la vida el momento en el que la guadaña de la muerte, sin poder evitarlo, se pegó a su vehículo para segar la vida de otra persona. Por último, la viuda. Según la sentencia recibirá un 30 % de indemnización y tendrá que conformarse por no proceder la culpabilidad del otro conductor, ya que no iba bajo los efectos de alcohol ni drogas y además el vehículo no estaba señalizado. Su abogada le ha recomendado no recurrir la sentencia, y ella resignada sólo podrá bajar la cabeza e intentar remontar y rehacer su vida, ardua tarea; difícil como el comunicar a los familiares los fallecimientos de seres amados.

   Siempre lo he tenido claro, las muertes de accidente de tráfico son tristes, silenciosas, desgarradoras, y lo peor, en el 90 % de los casos, evitables.


   Comenzó el verano, comienzan los viajes, hagámoslo bien, revisar los coches antes y disfrutad con los viajes. Olvidaos de Madrid, pero recordad el camino de vuelta y recorrerlo completo de nuevo. A ver si es posible que el silencio de esas muertes en el asfalto pronto sea bloqueado por la algazara de voces felices de niños y adultos.

   Buenas noches a tod@s.
  

miércoles, 20 de junio de 2012

Ahora a pedir subvenciones




   Querida Laia:

   Cuando yo contaba al igual que tú, con un par de meses de vida, mis padres me llevaron a Munera por primera vez. Tras aquellos primeros días de presentaciones y lluvia de besos vendrían muchísimas visitas más que aún hoy se repiten, con la única salvedad de que ahora la visitada eres tu y los que llevan el coche como si fuesen a un mercadillo somos tu madre y yo.

   Es lógico que de aquellas primeras visitas no me acuerde al ser tan sólo un bebé, pero en cambio recuerdo prácticamente la totalidad de los viajes al pueblo desde que tenía unos dos añitos más o menos. Aún circula tu tío Manolo hoy con la derbi de tres marchas (con más de treinta y cinco años de antigüedad), en la que mi abuelo Pepe, o lo que es igual, tu bisabuelo, me paseaba. Casi todos los dias de su vida en activo fueron calcados, antes de que saliese el sol salía de casa para dirigirse a su "oficina", el campo, la dureza extrema del campo para volver cuando ya estaba en el cielo la luna.

   Cuando él sabía de antemano que ese fin de semana iríamos a Munera llegaba a casa tan sólo un poco antes de lo acostumbrado. El bisabuelo nunca obtuvo carnet de conducir coches, por lo que siempre se movía en su derbi o en su tractor de color naranja, cuando el pobre pudo adquirirlo. Cuando llegaba a casa, después de besarnos y saludarnos a todos me daba una vuelta en la moto, quizás ahí nació mi vocación de motorista, aunque lo cierto es que si ponemos la derbi al lado de una BMW R 1200 RT parecerían la madre y la hija.

   El bisaueblo Pepe me subía en el depósito de la gasolina, justo delante de su pecho, para que me fuesen sujetando sus propios antebrazos. Antes no era obligatorio usar casco, ni existía el carnet por puntos, de hecho el bisabuelo tan sólo llevaba siempre por protección una gorra de cuadros muy torera, que haciendo juego con sus preciosos ojos azules le hacían un tipo apuesto. Siempre me daba la misma vuelta, cogía la calle San Sebastián (donde ahora se ubica la floristería del pueblo), después cogía la carretera hasta el stop de la gasolinera, giraba a la izquierda hasta el cruce con La Venta, donde volvía a girar a la izquierda, calle de la Virgen, calle San Sebastián, giro a la derecha, calle Varea hasta la puerta de casa; bien es verdad que cuando llegábamos estaba loco por bajarme porque el tapón del depósito me hacía un daño en el culo horrible.

   Tan sólo podía disfrutar con él esos momentos de la tarde - noche, porque el pobre venía tan cansado de las labores que exige el campo que tan sólo le quedaban ganas de cenar y dormir para preparar el madrugón del día siguiente. Cebollas, ajos, vendimia, aceituna, podar, segar, labrar, sembrar, yo creo que el bisabuelo lo hizo todo Laia. Era normal que tuviese las manos que tenía.

   Recuerdo cuando compró el tractor naranja, marca ebro, de ocasión. Recuerdo la de veces que había que echarle un spray por la chimenea para que el jodio arrancase. Tengo la imágen del pobre con cien capas de ropa para protegerse del frio montado en la cabina de aquel "tartano" que era un coladero de viento y frio en invierno y un horno tremendo en verano; la única compañía que llevaba el abuelo en el tractor ¿sabes cual era Laia?, en una esquinita de la cabina Cuqui una perrita blanca con medio cuello negro y llena de pintas del mismo color y sentada en una tabla dura como una piedra, con las piernas encogidas en una posición casi imposible tu bisabuela, la cual ha trabajado tanto como el bisabuelo, ha pasado el mismo calor, el mismo frío y las mismas penurias.

   Otro de los recuerdos tan emotivos que tengo era cuando mi abuelo venía lleno de sudor, con su cuerpo cubierto totalmente de polvo del cereal, de recolectar o cosechar. Llevaba una bolsa de retales de piel o "material" como se dice por el pueblo, donde hasta el medio dia conservaba la comida que degustaba a 40º de temperatura, a la sombra de la cosechadora, sentado en el suelo. Casi siempre que venía de cosechar ¿sabes lo que me traía en esa bolsa? un gazapo de conejo, o dos, o tres, o incluso más y yo me ponía feliz porque ya tenía con que jugar, eso si, los alimentaba y los cuidaba con el máximo de respeto, de hecho luego se hacían grandes en una jaulas que había en el corral y criaban muchísimo.

   ¿Sabes por qué te cuento todo esto mi pequeña?, porque afortunadamente yo sólo conozco una mínima parte de la dureza del trabajo en el campo, pero tus bisabuelos, tu abuela Ana y tus tíos Pepe y Esperanza la conocen a la perfección. Los bisabuelos trabajaron como unos desalmados toda la vida para ahora cobrar 600 míseros €, con la piel abrasada para siempre del frio y el calor, con las manos agrietadas y la espalda destrozada.

   Hoy en día, aunque hay mejores medios como tractores con aire acondicionado, calefacción o radio, también hay muchas familias que viven del campo, y mientras que a unos les hacía gracia esta mañana desayunando el tormentón de granizo que calló ayer en Albacete, estoy convencido de que muchas familias llorarían lágrimas como fundas de guitarra de ver que a tan sólo unos dias de la cosecha del cereal para ganar su pan, todo se va al garete en 15 minutos. Ahora a esas pobres personas ¿sabes lo que les queda Laia?, pelearse con la Administración para poder conseguir una subvención que en el mejor de los casos sirve para cubrir gastos, pero la ganancia es nula.

   Estoy seguro de que el señor que hoy se reía en el restaurante al ver los coches en Albacete estancados por la tormenta de granizo no posee familia agricultora, de lo contrario su semblante sería bien distinto.

   En fin pequeña. ya te darás cuenta de la cruda realidad de esta vida, todos tenemos lo nuestro...

   Te quiero mucho mi vida. Y a mamá, por supuesto.

   Buenas noches a tod@s.

martes, 19 de junio de 2012

Atletas del cielo



   Estoy de acuerdo en la afirmación de que las palomas son sucias, pero no en la denominación popular de ratas del aire asignada a estos curiosos animales. Sería formidable que las palomas supiesen pedir pis y caca, o que bajo un ala llevasen un paquete de clinex para limpiar la cagada blanca y corrosiva que plantan en la cabeza de la escultura de algún emperador, pero que a nadie se le olvide que Dios nos creó a su imágen y semejanza.

   No es menos cierto que los perros son muy pero que muy sucios, yo he visto perros plantar unos "pinos" de medio kilo y dueños aun más cerdos que han dejado el regalo en medio de la acera, pero es que es ahí donde radica el problema, bueno ahí y que estamos tratando dos clases de animales diferentes, domésticos y los que no lo son.

   Bien, pues yo hoy quiero hablar de una raza de palomas domésticas, las palomas mensajeras, el arte de la colombofilia, como se conoce a la cría de esta especie.

   No se muy bien el motivo, pero cuando comento que estoy federado y que en la actualidad tengo 130 palomas mensajeras hay algun@ que se parte de risa, imagino que por el chiste tan horrendo y tan antiguo que finaliza con la frase: "no te exagero ni una pizca...".

   Hace unos ocho años conocí a Emilio, compañero de profesión y muy entendido en la materia por haberse dedicado muchos años a calificar palomas en diversos concursos nacionales e internacionales. Emilio fue quien me regaló mis primeras 15 palomas mensajeras. Desde aquel momento, comencé a leer y leer sobre el tema, aprendí el uso histórico de las palomas mensajeras en la guerra. cosa que me llamó la atención sobremanera. Las palomas mensajeras siempre regresan al lugar donde han nacido, por lo tanto eran palomas que habían nacido en palomares ubicados en los cuarteles, los soldados que marchaban a la guerra portaban cestas de mimbre con dos o tres palomas en su interior, cuando era necesario trasladar algún mensaje a los compañeros ubicados en los cuarteles generales, ataban un pequeño papel enrollado con el mesaje en una de las patas de la paloma y la lanzaban al aire, ésta hacía su trabajo, volaba, llegaba al palomar del acuartelamiento donde ella había nacido y allí era esperada por algún militar para obtener el ansiado mensaje.

   Esta raza de palomas son entrenadas para los concursos de manera diaria. Alguien cree que si le dices a la paloma una dirección y un número al oído ella vuela hasta ese punto ¡no!. Como he dicho anteriormente las palomas vuelven al lugar donde han nacido, cuando ya saben volar se deben dejar en plena libertad, con el palomar abierto para que ellas entren y salgan a reconocer el terreno cuando quieran. Siempre vuelan en círculos y nunca se posan en ningún sitio que no sea su propio palomar o algún sitio para resguardarse de un peligro que después explicaré cual es. Una vez que el propietario ve que salen, entran y realizan vuelos más o menos largos (de unos 30 minutos) es el momento de comenzar a entrenarlas.

    Antes de que amanezca se deben coger, sin luz, para que no les cree nerviosismo, se depositan en una cesta de mimbre o en una caja acondicionada para viajar. El primer día hay que soltarlas a una distancia de unos 8 km del palomar, da igual hacia que dirección, ellas al salir de las cestas alzan el vuelo, dan dos o tres vuelos en círculo muy amplios, y ayudadas por el sol o por una sustancia que tienen en el cerebro que, digamos es como el mercurio de un termómetro y les funciona como brújula se orientan y enfilan volando rápidamente el camino hacia su palomar.

   Pues bien, este entrenamiento se hace a diario, cada día se amplia la distancia y se varía el rumbo. Esta clase de palomas tienen una vista y una memoria privilegiada y son capaces de memorizar detalles del terreno como árboles, charcos o montañas para reconocer que están cerca de su hogar.

   Los concursos que tanto dinero mueven (cosa que yo desconocía) pueden ser de tres clases, denominados fondo, medio fondo o gran fondo, ¿en qué se diferencian? en los km que recorreran estos atletas del aire, en las de fondo las palomas son soltadas en un punto equidistante de todos los palomares concursates con un máximo de 350 km de distancia, en medio fondo la distancia es mayor de 350 km pero menor de 700 km y en gran fondo, superiores a 700 km. La paloma que antes llega a su palomar, identificada con un chip en su pata en forma de anilla es la campeona. Por la campeona de España de hace dos años, propiedad de un colomófilo de Galicia, ganadora de la suelta desde Barcelona (764 km de recorrido), se pagaron 6.800 €... no digo más.

   Las palomas pueden hacer el recorrido en el mismo dia, siempre y cuando el tiempo no se extremo de frio, calor o viento. Tan sólo paran para beber agua o si observan su mayor peligro, las aves rapaces como los alcones, si es así se resguardan en un árbol o en cualquier otro escondite hasta que pasa el peligro, entonces reanudan la marcha.

   Yo tengo unas pocas dedicadas exclusivamente a criar, donde tengo ejemplares de Francia, Portugal, Bélgica (la cuna de las palomas mensajeras) y por supuesto nacionales. Y la verdad, aunque mis palomas no concursan, me dan una satisfacción inmensa cuando las veo volar el cielo que cubre el pueblo al que tanto quiero. Me gasto en vacunas, productos de limpieza, pienso y otros utensilios unos 400€ al año, pero no fumo, no bebo, no tengo vicios impuros y creo que es una de las aficiones más bonitas que existen.

   Espero haberos entretenido hoy, ya sabéis nunca te acostarás sin saber algo nuevo.



   Buenas noches a tod@s.

Fotografias Alcolea







lunes, 18 de junio de 2012

En busca de la rusa perdida




   Empezaba posando mi pie izquierdo sobre la alfombra esta mañana. Ha sido un lunes raro, lento, en una palabra un lunes bastante cabroncete.

   Como digo ya me costó levantarme muchísimo esta mañana, estaba muerto de sueño, a penas pude peinarme. Al llegar al aparcamiento del trabajo me percato de que las llaves de la taquilla se me habían olvidado en casa; no es que pase nada si la gente te ve desayunando de paisano, pero ojos que no ven... Pero bueno, Marta tenía una entrevista temprano, así que igual que una lagartija se esconde entre las piedras, yo me he ido camuflando por las dependencias hasta llegar a la oficina, donde me ha caído el segundo chaparrón.

   Que si un lío de tres pares de narices con un camión alemán, que si cambios de servicio, que si aprende a grabar cosas en una aplicación informática que casi desconozco por completo, en fin, he vuelto a revivir mi pasado burocrático, mirando el reloj cada diez minutos, siendo conocedor de que hoy no me daría tiempo a trabajar en la calle, donde me gusta, donde me defiendo y donde no busco el fin de la jornada con ansiedad. Paciencia, es parte de mis cometidos, al menos me ha cundido y he adelantado mucho trabajo, eso sí, esa oficina parece el Mercado Maravillas, un desfile de gente continuo, todo el mundo vocea no habla, los teléfonos suenan sin parar y si era poco, un "compañero" con muy poca educación, que fuma como un carretero en la misma oficina sin consultar previamente si alguien le molesta o no; ya se sabe, por no buscar problemas no se le llama la atención, pero considero que él mismo no tendría que dar lugar a llegar a ese extremo.

   Inspirar, expirar, inspirar, expirar, ya va la mañana hacia delante... tranquilidad.

   Toca la campana, las dos, corriendo para casa sin entretenerme para ver a Marta y a Laia, comer rápido y marchar porque esta tarde tenía curso de Photoshop y Fotografía. Al entrar por la puerta mi madre me da la alegría de que come en casa con nosotros, después de haber estado toda la mañana cuidando a Laia, pero además de esa noticia me da otra no muy alentadora, sólo queda tener paciencia, rezar y confiar mucho en el Altísimo. Todo irá genial, como hasta ahora.

   Finalizado los cursos regreso a casa y tras ponerme cómodo me siento en el sofá, ¡Dios ha escuchado mis plegarias, por fin algo de paz!. Tras pasar un par de horas con Laia y Marta suena el teléfono, justo a las 21:58 horas. Deberá ser alguien conocido porque a esas horas...

   Pues no, interrumpe el partido de España y mi momento relax con mi familia una llamada que procede, según el interlocutor que está al otro lado (varón con acento sudamericano) de un bufete de abogados de Madrid. Pregunta por Paulina Porcoba (el nombre estoy seguro el apellido no tanto). Bien, esta misma llamada se ha repetido sin exagerar unas 15 veces y así se lo hago saber al llamante, le pido que anote en observaciones de esa llamada, que con mucha educación ya se ha informado previamente de que esa señora no ha vivido jamás en nuestra casa, ni esa ni nadie más que no sea mi esposa, mi bebé de dos meses y yo.

   Como ya estamos cansados, le he advertido al señor con el que compartía conversación que no íbamos a tolerar más que se nos siguiese llamando y despertando a Laia al medio dia o a las tantas de la noche y que la próxima vez tomaríamos medidas legales (más que nada tirando un farol, como se hace en el mus, para acongojar al contrario cuando no llevas buenas cartas), pues mas chulo que un ocho y muy pero que muy torero me responde el amigo: "pues madrugue mañana que a las ocho abre el Juzgado, o si no quiere que su número sea público pague más a su compañía de teléfono y que se lo privaticen". ¡¡La madre que me... , me fastidia mucho ser mal educado, pero no he podido contenerme y le he colgado el teléfono sin despedirme.

   Menos mal que el día lo ha enmendado la Selección, porque ya sólo me faltaba eso. Deseo y ruego a Dios que el martes sea un poco mejor.

   Por favor si alguien ve a la rusa decidle que vuelva a casa a contestar las llamadas pendientes...

   Buenas noches a tod@s.

viernes, 15 de junio de 2012

En Munera para presentar a Laia

Parecía nada mas llegar a La Mancha que a Laia no le gustaba demasiado, cogió un berrinche en el coche que a penas supimos calmar, pero como en el 99% de los casos, su madre dio con la solución y supo detener su llanto. Fue emocionante la sorpresa que le dimos a su madrina, mi tata, mi Tia Esperanza. Ella, trabajando en la pescadería, estaba de espaldas a la puerta y como es natural, estando a mas de 200 km de distancia, lo ultimo que esperaba era que quien entro al local dando unos buenos dias sonoros serian sus sobrinos y su futura ahijada. Según la compañera de mi Tia, con la sorpresa y a pesar de haber hecho emocionarse, le enderezamos un poquito un dia que había arrancado bajito de moral. Ayer por la tarde, ya en Munera, el pueblo nativo de mi madre, Laia chupaba su puñito en los brazos de su bis abuela. Es realmente enternecedor ver juntas la carita de nuestro bebe y la de mi abuela, arrugas curtidas con el frio y el calor del campo, unos ojos de 82 años que no paran de mirar a Laia y unos labios que no paran de llamarla muñeca, porque lo cierto es que a la pobre le cuesta recordar ese nombre tan moderno de Laia. Ya en el campo, los ojitos de Laia miraban a todas partes, a los que hace nada eran unos cachorros y que ahora son mastines que llegan a la cadera de su padre, a la burra de su Tio Manolo, que esta empeñado en hacerle una foto sobre sus lomos, parece que observa las palomas de su padre volar en una inmensa bandada planeando sobre nuestras cabezas. En definitiva todo era novedad para ella, pero debe acostumbrarse, mi deseo es que reviva los momentos tan felices que yo he pasado en estas tierras y que también disfrute de los paisajes tan preciosos que su madre tuvo que abandonar hace ya mas de una decena de años para comenzar a labrar su futuro. Me reenganche de nuevo ayer a los ensayos con la banda de música de Munera, y fue ese ensayo el que me impidió ayudar a Marta a bañar a Laia. ¡Que cosas! Quien me iba a decir a mi que mi hija iba a ser aseada en la misma bañera en la que mis padres nos bañaron a mi hermano y a mi... Pero ayer fueron mi amigo Paquito y mi abuela los que ayudaron a Marta, y al parecer Laia paso un rato maravilloso. Laia ya conoce a muchos de mis amigos, si bien es cierto que le quedan muchas presentaciones que realizar. La pena que tengo, como pueden saber los que me conocen bien, es no poder ver a mi hija en brazos de mi abuelo en el mismo sofá en el que intento hace tan solo unos meses, escucharla en la tripa de su madre... Pero bueno, confio en que la acompañe a cada segundo cuando ya sepa caminar y pasee por estas calles de casas pintadas con cal o por estos campos llanos de cereal, almendros y romeros. De momento, duerme en su cunilla y espera la llegada de la única que le falta por conocer de mi familia mas cercana, mi prima Marta, la actual campeona en su categoría de Castilla la Mancha de gimnasia rítmica, a la que desde estas lineas quiero felicitar. Pasaremos por aquí lo que queda de fin de semana, disfrutando de lo mas valioso, la familia. Buenos dias a tod@s.

jueves, 14 de junio de 2012

Varias décadas provocando carcajadas



 Mientras Marta y Laia ya duermen, para cambiar un poco de aires tras el fabuloso partido de nuestra selección, he conectado Canal Sur para poder ver el programa que el dúo humorístico Los Morancos posee, bautizado como Con Buena Pipa CBP.

   César y Jorge Cadaval, originarios del barrio sevillano de El Tardón, Triana, comenzaron sus andaduras como humoristas a principios de los 80, de hecho, es en el conocido programa Un, Dos, Tres en febrero de 1984 cuando hicieron su primera aparición ante las cámaras. Desde ese debut y continuando con la gala de Nochevieja de aquel mismo año (Viva 85) comenzaron a calar entre los espectadores. Yo apenas tenía 3 años y por lo tanto no recuerdo la parodia que hicieron de unos ingleses cantando flamenco, pero si recuerdo en los años 90 que el éxito se les vio momentáneamente truncado cuando el nombre de Jorge, el mayor de los dos hermanos,  apareció en las diligencias policiales que investigaban un supuesto delito de abuso de menores en un pub de Sevilla.

   Pasado ese bache del que salió más o menos airoso, comenzaron su trabajo en televisión española después de la firma de un contrato, dicen, millonario. Ya corría el año 2003 cuando aparecen en escena Omaíta y Antonia, madre e hija respectivamente. La primera protagoniza monumentales broncas con el borracho de su yerno, Paco, que tenía un bigote amarillo de tanto pegarse la botella de vino a los labios y una gorrita de marinero en la cabeza hasta cuando dormía. La segunda se hizo sobretodo famosa por llamar a voz en grito a su hijo Josua para que subiese a casa a merendar. Seguro que todos recordareis la muñeca vestida de flamenca sobre el televisor, la figura del torero aterciopelada o la otra muñeca legionaria con la turuta en la boca que hacía que Antonia se pegase unos buenos bailes en el salón al sonar el toque de Diana. Igualmente archiconocida fue la versión adaptada de la canción de un grupo rumano "Dragostea din tei" a la de Fiesta, fiesta, pluma, pluma gay. 

   Siempre, a mi juicio, han desarrollado un humor sano, me refiero a que en sus parodias no se han sobrecargado temas que a veces te hacen reir en los primeros segundos y cansarte pasados tan sólo un par de minutos, como puede ser la política. Del mismo modo, considero que si se intenta comparar a Los Morancos con, por ejemplo, Martes y Trece, se deduce que los sevillanos tienen mucho más arte y su simpatía nublaría eternamente a los segundos.

   Recientemente, en Sevilla me consta que hubo un pequeño debate en relación a las juergas que supuestamente se pega César Cadaval (Omaíta). Al parecer, César no perdona un "sarao" y pasa de la Semana Santa de Sevilla a la Feria, de la Feria al Rocío, del Rocío a otra, de esa otra a otra, etc, etc. Dichas juergas llevaron a un periodista de Huelva a escribir en un diario sevillano que el pequeño de Los Morancos, ajeno absolutamente a la crisis que atraviesa España, vivía gracias a su popularidad todas las ferias andaluzas sin pagar ni un sólo euro. Al parecer, César metió mano al periodista ante el de la toga, el mazo y las puñetas y le dió la razón.

   Además de sus años de humoristas participaron como jurado dos años en el originario programa de televisión Tu si que vales y César hoy en día, graba algún disco junto al grupo sevillano Siempre así.

   Uno de los nueve años que he ido a Sevilla en Semana Santa, creo recordar que en 2007, casi al finalizar la estación de penitencia, César Cadaval se acercó al palio que yo escoltaba y tras saludar a Rufino, el capataz del mismo, se acercó a mi, me ofreció la mano, la cual estreché y me dijo casi al oído que admiraba mucho a la Guardia Civil y que no imaginaba una Semana Santa sevillana sin que todos los pasos fueran escoltados por dos relucientes tricornios. Yo le agradecí sus palabras y la verdad es que desde aquel día aún me cae mejor.

    Junto a José Mota, creo que Los Morancos son de los mejores humoristas de nuestro país y además, en estas fechas que atravesamos se hacen imprescindibles, de hecho, yo me he pasado media hora de risa con su manera peculiar de contar la tragedia del Titanic o del Costa Concordia, la cual representaba César disfrazado de Capitán de buque, con una L de novel en la espalda, sin afeitar, acompañado de dos rubias y con una botella de vino en la mano...

   Importante el humor, imprescindible diría yo.

   Buenas noches a tod@s.

miércoles, 13 de junio de 2012

Comienzan los achaques




   Querida Marta (hoy me apetece escribir dirigiéndome a ti):

   Como bien sabes, tu marido no es que sea un deportista de élite ni mucho menos, ni tampoco he tenido nunca un cuerpo escultural, pero si es cierto que nunca me ha gustado la vida sedentaria y he procurado siempre tener actividades que me mantuviesen alejado del sofá y el televisor.

   La mejor etapa en la que me sentí conmigo mismo, en cuanto a lo físico se refiere, fue en el año 2007, aún no te conocía a ti. Quizás debido a que venía de un destino algo atípico en el que sólo viajaba y comía de todo menos lo que se debe comer, llegué a alcanzar los 94 kilos. Por supuesto, pronto supe que eso no podía continuar así, así que abrí mi ficha en Naturhouse y siguiendo tan sólo un poco de disciplina y buenos consejos llegué a perder peso hasta llegar a los 69. Con ese nuevo peso en báscula, a pesar de estar satisfecho, cuando me miraba en el espejo consideraba que me había pasado, con lo que paré de hacer dieta y me estabilicé en 73 kilos que es un peso creo que acorde a mi estatura.

   Estos meses de atrás llegó el famoso curso, y entre las tapitas de Mérida, las cervezas viendo los toros de San Isidro y la comida frita de la Escuela, he vuelto a ver en la báscula el 8 como decena. Pero que nadie se alarme, ya están de nuevo las medidas tomadas y tengo como objetivo bajar hasta los 75 al menos.

   Y claro Marta, digo al menos porque veo que cada año que cumplo más cuesta bajar de peso. Tú sabes que tengo mucha fuerza de voluntad y que en nuestro trabajo otra cosa quizás no se haga, pero en la moto se suda y se hace ejercicio ¿eh?. Además, ahora con la inspección de camiones, al finalizar la mañana puedo haber subido y bajado de unos 12 o 15 camiones mínimo.

   Pues bien, no se si debido a esos escalones metálicos y el reencontronazo con el asfalto al bajar del camión, por los años que llevo montando a caballo, por la moto, por el judo, por pegarme mis trotes cochineros siempre por asfalto en lugar de por arena, o por qué narices, el caso es que llevo más de un mes con un dolor constante en la parte delantera de la rodilla derecha. También estoy convencido de que afecta el peso que he ganado estos últimos meses y ¿cómo no?, que la fecha de nacimiento que figura en mi DNI ya comienza a distanciarse bastante del año actual...

   El caso es que un día de servicio, hará como cuatro años conocí al Dr. Ramírez, un apuesto hombre alto, con pelo cano y que según gente cercana a él es descrito como un excelente traumatólogo. Hoy Marta, como me has escuchado he hablado con él, para pedirle que me vea en un plazo no muy lejano y la verdad es que tengo que confesarte que me ha dejado bastante preocupado al decirme que los síntomas son de tener tocada la rótula, tanto es así, que desde que he hablado con él no paro de sudar y darle vueltas al coco, pero es inevitable pasar por sus manos para calmar esta molestia que ya empieza a convertirse en dolor constante.

   Martita, seamos positivos, hay que envejecer sin agriarse, como los buenos vinos, además, como dice un buen amigo de Sevilla el cual siempre tiene la sonrisa en la boca: "yo siempre estoy contento, porque realmente hoy es el primer día del resto de mi vida".

   Seguiremos haciéndonos viejos los dos juntitos, eso espero.

   Buenas noches a tod@s.


martes, 12 de junio de 2012

Triunfito busca amigos




   Mentiría si lo niego, me encanta Gran Hermano. No se qué es exactamente lo que me llama tanto la atención, pero siempre ha sido un concurso que me ha atraído. Puede que sean las discordias que existen entre los participantes, las cuales se pueden dar fácilmente en tu vida cotidiana entre amigos, compañeros o familiares, no se, el caso es que todas las ediciones he visto todos los programas que me ha sido posible.

   Digo ésto, porque esta misma tarde, Marta y yo hemos coincidido en un supermercado con Pepe Herrero, ganador de una de las ediciones de Gran Hermano famoso por su pijama de rallas o por tener el padre más canoso y más protector de todas las ediciones. En definitiva, un triunfito más fruto de la caja tonta, de los bobos y bobas que como yo, jueves tras jueves hemos conectado a Mercedes Milá.

   Pero aquí viene mi sorpresa: lejos de verlo bien peinado, vestido de marca como es normal en él, la descripción sería unos pelos como el nido de un hamster, una calzona corta de jugar al baloncesto con más mierda que el palo de un gallinero, un chubasquero azul marino y unas chanclas de un bazar oriental. Su compra: una bolsa de hielo picado para unos mojitos y cuatro paquetes de gulas congeladas, (ni siquiera la Gula del Norte que anunciaba Rosa María Sardá). Caminaba sólo, arrastrando los pies, mirando a derechas y a izquierdas con la misma cara del que busca un banco para pasar la noche, barbas de tres o cuatro dias, en definitiva, daban ganas de tirarle a los pies un billete de diez euros.

   La verdad, no me ha despertado ninguna envidia. Y claro, después la cabeza comienza a funcionar, yo con mi mujer juntitos haciendo la compra, nuestra preciosa hija en casa con sus abuelos, he disfrutado de una fenomenal comida con unos amigos - compañeros (aunque no estaban todos como hubiera deseado por diversidad de motivos) en un Restaurante que me encanta, he recibido la visita de otro compañero y amigo, su mujer y su precioso hijo que nos han hecho un regalo precioso para Laia (mi amigo Jose de Tarancón, te agradezco enormemente tu visita, ya sabéis dónde está vuestra casa), en el trabajo soy feliz, aún me queda tiempo libre para practicar mis aficiones o visitar al resto de mi familia... ¿sigo Pepe Herrero o paro para no inducirte al suicidio?.

   Marta me lo dice cada vez que hago público en voz alta mi deseo de que me toque la lotería, "no es más feliz el que tiene todo, la mayoría son unos infelices", cuánta razón. ¿Cúanta tinta gastaríamos enumerando los valores que son más importantes en la vida que la riqueza?.

   Pepe, por el momento, y en mi situación actual, te regalo telecinco, la tele entera y todo lo que seas capaz de exprimir a la Casa de la Moneda o a la Agencia Tributaria. Como dice mi hermano: "Virgencita que me quede como estoy".

   Buenas noches a tod.@s

lunes, 11 de junio de 2012

Hacer de tripas corazón...


   Querida Laia:

   A pesar de que aún no sabes comunicarte verbalmente con papá y mamá, seguro que esta mañana te han pasado por la cabeza miles de perrerías para lanzarnos, pero el refranero español es demasiado sabio pequeña, quien bien te quiere, te hará llorar.

   Mamá piensa erróneamente, desde el día que llegaste al mundo que a mi no me cuesta verte llorar.

   Ya comencé mi andadura de padre con coraza el mismo día de tu nacimiento, cuando acompañado por aquella enfermera tan simpática te trasladamos en una cunita de plástico duro transparente a la habitación ubicada frente al control de enfermería. Llegó el primero de los momentos en que vería a alguien "hacerte sufrir" con aquel pinchazo en el talón, tras aquel trámite necesario por motivos preventivos acurruqué tu cuerpecito de apenas dos palmos contra mi cuello para intentar calmar tu llanto y la verdad es que me hiciste quedar genial ante la enfermera porque enseguida encontraste consuelo y cortaste el llanto en seco; primera prueba superada.

   El segundo asalto llegó a las pocas semanas, tu madre ya me hizo saber con bastante antelación que sería yo quien sujetase tu cabecita para que el farmaceútico te hiciese los agujeros para los pendientes.

   La verdad Laia, es que a día de hoy confieso que al ver a aquel señor muy trajeado, con su nudo perfecto de corbata, pero con unos 65 años de edad (quizás me quede corto), me hizo un poco recordar ese anuncio que ponen ahora en la televisión en el que sale un dentista octogenario, con un pulso que casi le impide coger los aparejos y le dice al paciente que si le duele levante la mano... Cuando cogió el rotulador para marcar donde te haría el primer agujero estuve apunto de ofrecerle mi ayuda, pero me tranquilizó ver que cargó raudo y veloz la pistola con el pendiente dorado que te pondría posteriormente. 

   Casi casi estoy convencido de que ni notaste los pendientes, creo que fue más el susto del ruido de aquella rudimentaria pistola, en definitiva, cuando salimos de aquella diminuta habitación el farmaceútico se reía porque mamá seguía llorando, sufriendo por ti, y tu ya ibas en mis brazos, con tus ojitos claros, repasando lo existente en las estanterías de la botica como si estuvieras haciendo inventario.

   Pero hoy pequeña... hoy si que me ha costado. Cuando la doctora me ha pedido tus datos he visto en el libro que la vacuna constaba de tres apartados, intentando autocovencerme de lo contrario, he lanzado una pregunta a la doctora que me ha contestado levantando las cejas y moviendo la cabeza: " no, no es un pinchacito, son tres..." e inmediatamente se ha metido a cargar las tres jeringuillas.

   ¡Madre de Dios!, mamá ha tardado poquísimo en darse la vuelta, pero yo... y eso que la doctora ha sido muy breve, pero tres pinchazos son tres pinchazos. Eso si, tengo que confesar que me haces más feliz cada día en un aspecto, cuando volví del curso de Mérida y te hablaba, te susurraba o te intentaba coger y me respondías con un amargo llanto me hacías agobiar mucho con la idea de que me extrañarías por mucho, mucho tiempo, pero cuando hoy llorabas amargamente y te he apretado contra mi pecho, algo me ha dicho dentro de mi que has notado que era yo, que era tu padre, y de hecho tu llanto ha sido breve.

   El hecho de que hace unos minutos, después de darte el apiretal para intentar bajarte la fiebre de la reacción lógica, te haya vuelto a dormir cantando la única nana que conozco con el mayor de los cariños, hace que tus lágrimas hayan llenado una inyección de moral para mi.

   Hacen que siga creciendo esa faceta de padre, ese sentimiento protector, ese amor que conservaba dentro de mí más de nueve meses, fragúandose, macerando. Todo ese amor es y será para ti.

   Haré de tripas corazón, tendré inevitablemente que verte llorar muchas más veces, pero si por tu padre fuera, todos esas ocasiones llorarías de emoción o felicidad.

   Que sueñes con los angelitos. Te queremos mucho pequeña.

   Buenas noches a tod@s.



sábado, 9 de junio de 2012

Alcobendas comprometida con la cultura



   Alcobendas, la ciudad que me vio nacer y crecer, cuenta actualmente con una población censada de 110.000 habitantes. Como es obvio, entre tantas personas deben de existir gustos de todo tipo, debe haber variedad en cuanto a gustos musicales, culturales, deportivos y de toda índole.

   A través de una imprenta de la localidad, el Ayuntamiento edita todos los viernes un nuevo ejemplar de la revista municipal semanal. Su nombre, como no podía ser otro, Sietedias (escrito todo junto, no me he confundido). Dicha publicación recoge desde cartas escritas por vecinos para mostrar quejas o sugerencias a anuncios para vender inmuebles o cualquier tipo de artículo. Su redacción también engloba los anuncios de las farmacias de guardia, las carteleras de los cines de la ciudad y artículos de muy alto interés relacionados con la cultura, la política o cualquier otro tema de un abanico muy pero que muy extenso.

   Marta y yo, esta tarde, y aprovechando que los abuelos nos han hecho el favor de quedarse en casa con Laia, hemos acudido a una de las citas con la cultura que esta semana proponía nuestra Concejalía. Hemos asistido a una gala de ópera y zarzuela en la que actuaban una orquesta madrileña bautizada como Santa Cecilia, una mezzosoprano y una soprano. El concierto era en el nuevo Centro de Arte de Alcobendas, es decir, lo que cuando yo era bastantes años más pequeño se denominaba la Casa de la Cultura.

   Por aquel entonces, la Casa de la Cultura albergaba una biblioteca, varias salas donde exponían fotógrafos o artistas nacionales e internacionales, un salón de actos donde tocaba la Banda de música o se hacían obras de teatro y la planta superior estaba destinada a pista de patinaje. Aunque fui varias veces a esa pista para luchar en competiciones de judo tan sólo fui una vez a patinar con compañeros de mi colegio.

   Toda la pista estaba rodeada de una barra para usarla como sujeción, yo recuerdo la primera y única vez que me calcé unos patines como una experiencia traumática; pegué tal batacazo de culo nada más echar el primer pie hacia el frente que no me quedaron ganas de asistir ningún domingo más a patinar, de hecho, recuerdo que tuve que estar sentado de medio lado en los duros pupitres del colegio durante toda una semana, hasta que me bajó el moratón de la cacha izquierda...

   Al entrar hoy al nuevo Centro de Arte, he tenido que consultar a una Señorita donde se ubicaba el salón de actos porque se ha efectuado tal cambio, que nada tenía que ver con lo que yo recordaba de pequeñito. Tras acceder al moderno salón de actos y encontrar nuestras butacas (por cierto ya sabe todo el mundo lo que tiene estar sentado en las butacas más próximas al pasillo central ¿no?, hemos tenido que levantarnos cuatro veces para dejar pasar a nuestros vecinos de asiento hasta que han ocupado toda la fila), nos hemos limitado a leer el programa y el curriculum de los intervinientes, pero no teníamos muy claro si nos llenaría emocionalmente el resultado o no.


   Pues hemos acertado plenamente. Al igual que el Ayuntamiento acierta con exposiciones fotográficas de muy alta calidad o con coloquios interesantísimos, hoy lo ha vuelto a bordar (como se dice en el argot taurino).

   Marta me hacía un resumen genial de la actuación de la orquesta al finalizar el concierto, "parecía que era una grabación", y es que el sonido y la acústica eran inmejorables. Hacía años que no escuchaba un arpa, hoy una chica de unos 25 años de edad hacía sonar un inmenso arpa negro de manera excepcional. La soprano, alicantina de nacimiento, ha interpretado sus obras de manera que, al final del concierto ha sido inevitable contenerse en el asiento y las 350 personas que abarrotábamos el salón, hemos acabado de pie, con las palmas de las manos encarnadas de tanto aplaudir; y por si fuera poco, la orquesta nos ha obsequiado con dos piezas más de regalo.

   En definitiva, considero Alcobendas una ciudad comprometida con la cultura y si siempre me ha interesado para mi, más me interesa ahora que siga siendo así en un futuro para que Laia pueda crecer entre este tipo de actividades y se olvide del fumeteo, romper cristales o faltar al respeto a los mayores.

   Buenas noches a tod@s y que disfrutéis mucho del domingo.